martes, 22 de marzo de 2011

No te imaginas cómo me arrepiento de no haber aprovechado el tiempo en su debido momento.
No  hay un día que no me eche en cara el haber sido tan tonta. Tanto tiempo que estuvimos juntos y no lo supe aprovechar, no te supe aprovechar a tí.
Fue maravilloso todo ese tiempo y ojalá volviera todo a ser como antes.
¿De verdad merecían la pena todas esas discusiones, o es que no nos queríamos lo suficiente?
Aún me quedan sonrisas cuando recuerdo todo nuestro tiempo junto, busca en tu interior, aún queda algo nuestro que encontrar. 
Aún quedan palabras, deseos, sueños que cumplir. Caricias, miradas, tanto por vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario