lunes, 8 de noviembre de 2010

Myself.


Si me paro a pensar en todo un poco, me doy cuenta que soy una chica independiente, me gusta que me hagan caso, pero que no me atosiguen. A veces soy bastante solitaria, y otras demasiado social. No me gusta que me digan  lo que tengo o no tengo que hacer, porque creo que puedo decidir por mí misma. Se que me podré equivocar y caer mil veces, pero también rectificaré y reiré... Se que lloraré y me enfadaré con todos, pero también se que después me levantaré y podré volver a intentarlo. 

2 comentarios:

  1. Cada cual marca sus propios límites, hasta que llega uno y los rompe. No importa lo que te propongas hacer, porque sabes que en cuanto él aparezca tendrás que volver a empezar. eiriiiiiiiiiiiiiiiiiiiiis

    ResponderEliminar